Zapatillas de Competición versus Entrenamiento

Os traemos un vídeo realizado por nuestro compañero Edu Iranzo, de Urban Running Valencia.

Si clicas en este enlace podrás ver las diferencias básicas entre una zapatilla de competición y una de entrenamiento.

Si prefieres seguir leyendo aquí te las resumimo.

Las diferencias más significativas que encontramos

– Las zapatillas de entrenamiento tienen un mayor perfil en la suela, para que tengan una mayor amortiguación.

– Las zapatillas de competición son más ligeras y con mayor ajuste. Para ritmos más rápidos.

– Tienen mayor durabilidad las zapatillas de entrenamiento que las de competición.

– Las zapatillas de competición son más reactivas que las de entrenamiento.

No todo el mundo debería llevar zapatillas de competición

Esa es nuestra opinión como profesionales del Running.

Cuando una persona lleva unos ritmos de entrenamiento y competición similares, y no muy rápidos:  no le aconsejamos competir con zapatillas de competición. Le recomendamos que compita con una zapatilla de entrenamiento más ligera o una mixta.

Aparte de que protegerás mucho mejor tus articulaciones corriendo con una zapatillas de entreno. Ya que su amortiguación y estabilidad suelen ser superiores a las de competición.

Deja un comentario