Running e hidratación: Cómo evitar un golpe de calor

Fecha: 15/04/2019 16:52:53
Categorías: Salud para Deportistas

Ahora que tenemos el verano a la vuelta de la esquina y que el calor cada vez adquiere un papel más protagonista, los amantes del running estamos obligados a prepararnos debidamente para ganarle la batalla a las altas temperaturas.

Es importante tomar las medidas de prevención adecuadas que nos permitan disfrutar al máximo de nuestro ejercicio diario sin correr ningún riesgo.

Somos conscientes de que no hay nada tan agradable como salir a hacer un poco de running y disfrutar del sol y del buen tiempo, pero lo cierto es que si no nos preparamos a conciencia tenemos muchas posibilidades de sufrir un golpe de calor.

Por ello desde beurbanrunning.com hemos creído que resultaría interesante realizar un post en el que os diésemos las claves para evitar y reconocer un golpe de calor durante el verano. ¿Os interesa? Pues prestad atención y tomad nota.

 ¿Qué es un golpe de calor?

Lo primero para conseguir evitar y combatir un golpe de calor es aprender a reconocerlo. Se trata de un trastorno que suele aparecer en situaciones en las que nos exponemos a temperaturas realmente elevadas y en las que el sol está presente con mucha fuerza, viéndonos obligados en la mayoría de casos a realizar un sobreesfuerzo durante nuestra carrera que puede resultar realmente peligroso.

Los síntomas son similares a los de una bajada de tensión: cansancio, mareos, náuseas, fiebre, dolor de cabeza, sudor abundante y un largo etcétera al que hay que prestar una especial atención, ya que de lo contrario incluso podríamos incluso perder el conocimiento.

El principal problema es que la mayoría de nosotros nos sentimos con mucha confianza y nunca pensamos en lo peor, lo que nos lleva a que en la mayoría de ocasiones acabemos sobrepasando nuestros propios límites y poniendo en riesgo a nuestra salud.

Es muy importante que nos mentalicemos que si tenemos más sed de la normal y sentimos que estamos teniendo que hacer un esfuerzo superior al que estamos acostumbrados nos tomemos unos minutos de descanso para hidratarnos y tomarnos un respiro. Siempre habrá tiempo de recuperar la marcha.

 ¿Cómo prevenir un golpe de calor?

Como dice el dicho, más vale prevenir que curar, y en el running ocurre exactamente lo mismo. Es importante que aprendamos a prevenir un golpe de calor y que nos preparemos a conciencia para reducir al mínimo posible las posibilidades de padecerlo.

Aquí la hidratación desempeña un papel protagonista, y es que una de las principales razones por las que nuestro cuerpo acaba siendo azotado por un golpe de calor es porque no nos hemos hidratado lo suficiente y no disponemos del potencial hídrico necesario.

Es fundamental beber lo suficiente antes, durante y después de la carrera para poder combatir las altas temperaturas y conseguir que nuestro cuerpo pueda evaporar el sudor de forma eficaz.

Hay que tener en cuenta que con el running los niveles de deshidratación son realmente elevados, pero estos pueden llegar a multiplicarse o incluso triplicarse cuando las temperaturas son más altas de lo habitual, por lo que es importante saber gestionar nuestros propios niveles de hidratación.

 ¿Cómo gestionar nuestros niveles de hidratación durante la carrera?

·        Antes: no hay que esperar a comenzar a correr para beber agua, ya que es igual de importante hidratarnos antes que durante la carrera. Es imprescindible comenzar a hidratarnos aproximadamente unas dos horas antes de que vayamos a comenzar el ejercicio.

·        Durante: mientras nos encontramos corriendo debemos dar pequeños tragos de agua cada 10 minutos aproximadamente. Es importante que la temperatura del agua ronde los 15ºC.

·        Después: una vez hayamos finalizado nuestro entrenamiento es importante que compensemos cuanto antes la deshidratación que hemos sufrido. Para ello lo más recomendable es beber una bebida energética que esté enriquecida con minerales.

Desde beurbanrunning.com te recomendamos que si sueles salir a hacer running con asiduidad durante el verano, trates de evitar las comidas demasiado copiosas, así como las bebidas alcohólicas o el exceso de cafeína.

 La importancia de llevar una equipación adecuada

Muchos runners no le damos la importancia necesaria a la equipación que utilizamos durante nuestras carreras o entrenamiento. La equipación desempeña un papel mucho más importante del que puede parecer, y no solo durante el verano, sino a lo largo de todo el año.

Es realmente importante conseguir llevar siempre unas prendas que se adapten a las condiciones de la carrera y que nos permitan disfrutar de una perfecta transpiración y de una adecuada evacuación del calor que tenemos en nuestro cuerpo.

Durante el verano se recomienda además de llevar prendas adecuadas, completar nuestra equipación con una gorra que pueda proteger nuestra cabeza de los rayos de sol y ayudarnos a disfrutar de unos niveles de sudoración adecuados.

 Claves para evitar un golpe de calor

-        Debemos evitar las horas de mayor exposición de sol y en las que las temperaturas son más elevadas de lo habitual. Hay que aprovechar las primeras y las últimas horas del día y las zonas con sombra.

-        Beber la cantidad de agua necesaria y salir a hacer running acompañado de una botella de agua o de una bebida energética es fundamental. Debemos acostumbrarnos a llevar con nosotros una pequeña toalla húmeda.

-        Si sentimos demasiado calor debemos echarnos un poco de agua por encima para temperar nuestro organismo. En caso de que no sintamos alivio no debemos dudar en parar el tiempo necesario hasta recuperarnos.

En definitiva, el golpe de calor es un trastorno que puede traer serias consecuencias especialmente en aquellos casos en los que los runners no sabemos reconocerlo y no le damos la importancia que tiene realmente. Hay que prevenirse a conciencia y asegurarnos de que estamos perfectamente hidratados y de que llevamos unas prendas lo suficientemente amplias, cómodas y transpirables para el entrenamiento.

Y por supuesto, en caso de que durante la marcha sintamos síntomas como náuseas, sudores excesivos, irritabilidad, etc., no debemos dudar en interrumpir el esfuerzo y tomarnos el tiempo necesario hasta encontrarnos en condiciones de reanudar la carrera.

 Hidrátate y disfruta al máximo del running este verano

Añadir un comentario

Iniciar Sesión

¡Producto añadido!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y tu experiencia de compra.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.