Visita Beurbanrunning.com en ShopMania

Operación bikini: ¿cuánto hay que correr para perder peso?

Fecha: 17/04/2019 12:50:53
Categorías: Dietas y Nutrición

El verano ya está aquí, lo que significa que cada vez falta menos para disfrutar de las tan esperadas vacaciones veraniegas. Unas vacaciones en las que la mayoría de nosotros pasaremos gran parte de nuestros días en la playa y en la piscina disfrutando del sol y del buen tiempo.

Pero no todo es tan bonito como parece, ya que hay una preocupación que ronda nuestra cabeza cada verano: conseguir lucir cuerpazo con nuestro bikini o bañador.

Operación Bikini

Una preocupación a la que tratamos de poner remedio con la ya habitual operación bikini, que se convierte en la gran esperanza para recuperar esa figura que tanto añoramos. Para conseguirlo cortamos de lleno nuestros excesos en la alimentación y comenzamos a hacer ejercicio intensamente, con el único objetivo de deshacernos de esos kilos de más que hemos cogido durante el invierno.

Aquí entra en juego el running, el deporte de moda que sin duda se convierte en uno de nuestros mejor aliados para acabar con esos kilos de más y lucir vientre plano durante los meses de verano. La pregunta es, ¿cuánto hay que correr para conseguir perder el peso necesario?

Hay mucha gente que sale a practicar running a lo largo de todo el año, pero lo hace con el objetivo de mantenerse en forma y disfrutar de un adecuado estado de salud, pero no con el propósito de perder peso lo más rápido posible. Esto significa que toda esta gente debería modificar su entrenamiento de cara al verano si lo que quiere es perder ese exceso de kilos.   De modo que si te ha pillado el toro y piensas apoyarte en el running para lucir tu mejor silueta este verano, presta atención y toma nota, a continuación te vamos a contar algunos trucos para perder peso corriendo.

 ¿Cuánto debo correr?

Lo primero que hay que dejar claro es el tiempo que debemos correr para conseguir cumplir con nuestro objetivo. La clave está en ir aumentando poco a poco la cantidad de kilómetros que realicemos al cabo de la semana, con la intención de llegar a obtener un balance calórico que sea negativo.

Para ello lo más recomendable es que aumentemos nuestro entrenamiento semanal en unos 10 kilómetros más de lo que solemos correr normalmente, ya que de esta manera conseguiríamos perder unas 600 kilocalorías más de lo habitual. Un aumento de kilómetros que dependerá evidentemente tanto del estado físico de cada persona como de los objetivos que se quieran alcanzar.

Evidentemente no todos disponemos de la misma capacidad. Lo que hay que tener claro es que cuantos más kilómetros realicemos, nos encontraremos  mucho mejor físicamente y estaremos más en forma. Esto nos permitirá tener una mayor capacidad para mantener los carbohidratos en nuestro organismo y utilizar la grasa que tenemos acumulada en nuestro cuerpo a modo de combustible.

 ¿Cómo comenzar el entrenamiento?

Para cumplir cada día con tu entrenamiento de la mejor forma posible, lo ideal sería que te marcases tú mismo tus propios objetivos de tiempo. La clave está en aumentar tus rodajes entre unos 10 o 15 minutos durante los primeros días, hasta que tú mismo notes como poco a poco te vas sintiendo mejor físicamente y puedas continuar aumentando hasta conseguir correr un extra de 10 kilómetros semanales.

Cuando consigas llegar a ese extra de 10 kilómetros semanales y te encuentres con la suficiente capacidad para poder ampliar todavía más tu entrenamiento, sería recomendable que eligieses un día a la semana para salir a practicar running a primera hora de la mañana y en ayunas. Recuerda, únicamente cuando te sientas lo suficientemente preparado.

La razón es clara, ya que al correr en ayunas tu cuerpo recurrirá a la grasa acumulada como fuente de energía ante el desgaste, lo que te ayudará a perder peso a pasos agigantados y a llegar a tus vacaciones con la figura que tanto deseas.

Trayectos más largos

Otra de las claves para conseguir perder peso corriendo es realizar trayectos más largos e intensos que te permitan perder más calorías de lo habitual. Los expertos recomiendan incluir al menos un día a la semana dentro de tu plan de entrenamiento en la que realices entre 3 y 5 kilómetros más que de costumbre, pero en ningún caso superar el 30% de los kilómetros recorridos a lo largo de toda la semana.

Eso sí, para no sufrir ningún tipo de lesión y no fatigarte demasiado, reduce tu ritmo a lo largo del trayecto entre 1,30 y 2 minutos más lento de lo habitual. Y si te encuentras con fuerzas suficientes y realmente quieres perder el mayor número de kilos posibles para llegar perfect@ a tus vacaciones, puedes duplicar tu entrenamiento y realizar dos sesiones de entrenamiento en un mismo día.

En caso de que te sientas preparado y apuestes por esta posibilidad, lo más recomendable sería  que realizases la primera sesión a primera hora de la mañana y la segunda a última hora de la tarde. De este modo tu cuerpo tendrá tiempo suficiente para recuperarse y evitarás las horas de mayor exposición al sol.

Llevar a cabo dos sesiones de entrenamiento diarias te permitirá disfrutar de un mejor descanso tanto físico como mental, que si optas por realizar la misma distancia en una única sesión. Además hay que tener en cuenta que durante las horas de descanso entre la primera y la segunda sesión, tu cuerpo continuará quemando calorías.

Algunos consejos que te ayudarán a correr y perder peso de forma efectiva

Para terminar desde beurbanrunning.com queremos darte una serie de consejos que te serán realmente útiles para perder peso a través del running y que se encargarán de poner la guinda a tu entrenamiento.

-    Pulsómetro: si realmente te has propuesto perder peso con el running y vas a llevar a cabo un intenso entrenamiento diario, lo más recomendable es que lleves contigo durante la carrera un monitor que te indique tu ritmo cardíaco. Te resultará de gran ayuda, ya que te permitirá ser consciente en todo momento de tu frecuencia cardíaca y comprobar la efectividad de tu entrenamiento.

-    Equipación adecuada: la equipación desempeña un papel mucho más importante de lo que parece, y es que será clave para que puedas disfrutar al máximo de tu entrenamiento y no sufrir ningún tipo de lesión. Presta especial atención a tu calzado, ya que de no ser el adecuado tus huesos podrían verse seriamente dañados.

-    Evita las horas de mayor exposición al sol: a todos nos gusta el sol, pero cuando se trata de hacer running puede ser un peligroso enemigo. Trata de evitar las horas de mayor exposición al sol, aprovechando las primeras y las últimas horas del día. Así reducirás además las posibilidades de sufrir un golpe de calor.

Deshazte de esos kilos de más con ayuda del running

De modo que ya lo sabes, si te has dejado llevar por los excesos y te encuentras al borde del verano con una figura que se aleja de la que te gustaría, no dudes en darle caña al running y comenzar a entrenar intensamente para decirle adiós a esos kilos de más.

¿Te gusta la idea?

Añadir un comentario

Iniciar Sesión

¡Producto añadido!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y tu experiencia de compra.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.