Nunca es tarde para empezar a hacer deporte. Propóntelo y disfruta

Fecha: 01/04/2019 16:19:30
Categorías: Empezar a correr

“Haz deporte!  Si me lo llegan a decir hace un tiempo…”

Este es uno de los pensamientos que me vienen últimamente y de forma reiterada a mi cabeza, y me encanta porque significa que algo ha cambiado; a mejor.

Soy una mujer que no hacía deporte desde mi etapa en el colegio, si bien es cierto que siempre he estado activa de una u otra manera, probando actividades a las que no era capaz de dar continuidad.

Algo que no decía mucho a favor de mi fuerza de voluntad y que me tenían inmersa en un bucle del que difícilmente salía. Cuando era pequeña, sobre todo en verano me animaba a hacer deporte porque lo tenía más fácil y más a mano.

Una casa de campo con una pequeña piscina da mucho juego y la bici para moverme por el pueblo y dar una vuelta a la hora de “tomar el fresco” - esa tradición que aún resiste en La Mancha- era un auténtico lujo. Años más tarde también probé a salir en bicicleta, a correr con unas amigas, a subirme a mi máquina elíptica… y siempre se repetía el mismo bucle que acababa negativamente.

Pasaba del “no voy a poder” al “voy a intentarlo”, “lo estoy haciendo y me gusta”, “me cuesta muchísimo”, “no salgo desde hace días, me encuentro fatal por ello”, y finalmente “no puedo”. Después de un tiempo supe que mi debilidad estaba en que yo sola no podía romper ese bucle.

El que me privaba de las buenas sensaciones que tenía cuando decidía hacer deporte decididamente, me encerraba en casa a hacer otras tareas, y al final, más de lo mismo y un día tras otro. Me dió por la pintura, la verdad es que no lo hago mal, pero veo que no me estimula de la misma manera.

Me reconforta saber cómo avanzo, pero la sensación de bienestar que me reportaba salir a correr es difícilmente igualable.

Si ahora escribo para This girl can es porque… ¡lo he conseguido!.

Lo cierto es que he tenido ayuda. Con el tiempo me he dado cuenta que el empujoncito anímico que necesitaba no lo encuentras a veces por una misma.

Yo lo he tenido en mi marido y considero que todas tenemos cerca alguien que puede significar ese estímulo que necesitamos. Además, si ya es un disfrute hacer deporte individualmente, imagínate lo que significa hacerlo junto a quien quieres.

Él ha hecho deporte toda su vida, se dedicaba profesionalmente, y cuenta experiencias que me hubiera gustado vivir junto a él. Sin embargo son las sensaciones de las que habla lo que han hecho que de nuevo decida hacer actividad física.

Ninguno de los dos perseguimos grandes objetivos pero sí encontrarnos mejor físicamente, por eso decidimos hacer senderismo. No es casual, a ambos nos encanta la naturaleza y por supuesto encontrarnos bien física y mentalmente.

Parece mentira cómo nos hemos enganchado… ¡y pensar que tenemos muy cerca de casa parajes que desconocíamos!

Paisajes de montaña, senderos increíbles, riachuelos cristalinos, bosques verdes y frescos… ¡y hasta nieve en invierno! La comunidad en la que vivimos es muy diversa en paisajes y movernos andando es una manera muy satisfactoria de conocer incluso los pueblos y ciudades a los que viajamos.

Por eso te animo a que pruebes, cada día que lo piensas es un día que pierdes, lo más difícil es empezar pero una vez lo hayas hecho el propio cuerpo te lo pedirá.

No te quedes encerrada en casa. Hay mucho mundo por descubrir, y por enseñar a quienes más quieres.

Merce L. M. para This girl can

Añadir un comentario

Iniciar Sesión

¡Producto añadido!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y tu experiencia de compra.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.