Correr es algo más que correr

Fecha: 15/04/2019 17:22:01
Categorías: Empezar a correr

Hay quien dice: correr es simplemente correr

Correr es una acción bien sencilla que aprendemos desde muy jóvenes.

Pero: ¿Es “sólo” correr lo que nos engancha a todos y a todas? ¿Corremos solamente para encontrarnos bien físicamente? ¿Elegimos correr porque es la actividad física más fácil de llevar a cabo? Mi respuesta es no a todo.

Corremos buscando algo. Corremos por algún objetivo en concreto o por la suma de muchos objetivos. Quizá empezamos buscando mejorar nuestra condición física, sentirnos sanos y en nuestro peso ideal y seguramente nos terminemos convenciendo de que es nuestra actividad porque nos hace sentir bien de forma integral.

Son sensaciones lo que buscamos, son experiencias que nos enriquezcan lo que queremos, es sentirnos felices lo que queremos conseguir a través de multitud de actividades que emprendemos en nuestra vida, y es que correr aporta unas sensaciones maravillosas y no tienen que ver exclusivamente con la acción de dar una zancada tras otra, que también.

Es algo más

Correr enseña a esforzarse por conseguir algo, a superarse a sí mismo y a competir por superar a los demás. Si corres aprendes a saber ganar y sobre todo a saber perder.

Enseña a valorar y disfrutar de cada momento porque cada momento importa y mucho, porque en la vida hay más momentos agrios que dulces pero es que los dulces…

Correr te ayuda a relativizar las cosas, incluso los logros y el éxito. Una enseñanza valiosísima que, si tenemos presente siempre, nos servirá de mucho porque la vida no sólo es correr y hay que estar a la altura en todas las circunstancias.

Correr nos engancha porque significa compartir con los demás corredores un estilo y una filosofía de vida. Basada en el sacrificio personal, de ahí que sepamos ser más solidarios con los demás, y queramos movernos entre gente comprometida con algo, buena gente…

Tienes que ser tu mismo

Correr significa encontrarse con uno mismo, conocerse mejor, exprimir cada sensación propia. Y así tener empatía para relacionarse mucho mejor con los demás.

Correr nos equilibra física y emocionalmente y éste equilibrio nos hará más fácil levantarnos tras una caída o pedir perdón tras un error.

Correr es aprender a ser agradecido porque sabes que los logros u objetivos se alcanzan por el trabajo, la constancia y la ambición propios.

Pero siempre con la comprensión y la ayuda de los demás.

Correr es mucho más que correr por los valores que su práctica aporta a nuestra persona, y es como personas como nos gusta sentirnos valorados, mucho más que como corredores.

Añadir un comentario

Iniciar Sesión

¡Producto añadido!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y tu experiencia de compra.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.