Mi paso por la Zurich Maratón Sevilla

Fecha: 21/02/2019 10:57:17
Categorías: Carreras Populares

En el siguiente post os voy a contar que tal me fue en mi segunda maratón, esta fue la Zurich Maratón Sevilla.

Sevilla tiene un color especial

Esta vez, llegaba en mi mejor momento de entrenamiento a la maratón, esto tampoco era muy difícil ya que, en la Maratón de Madrid, solo llevaba 3 meses corriendo y el plan de entrenamientos no era muy bueno.

Para esta carrera íbamos 3 amigos; Chema, Rafa y yo, para uno de ellos era su primera maratón. Salimos desde Yecla el viernes, nos esperaban cuatro horas y media de coche.

MARATON SEVILLA 2019
Llegamos a Sevilla, era la hora de irse de tapas y esperar que no se nos liara la noche, bastante difícil con el ambientazo que había por las calles de Sevilla.

Menos mal que íbamos cansados y nos entro el conocimiento, aún así unas cuantas cervezas, una botella de vino y un pacharán cayeron, sin contar los cigarritos.


Los Turistas

El sábado nos tocaba un rodaje suave para soltar piernas y luego recoger la bolsa del corredor.

Una vez recogidos los dorsales, quedamos con una amiga que vivía allí, Laia, para que nos enseñara Sevilla. Esa mañana hicimos unos cuantos kilómetros andando, visitando; La Catedral, La Plaza de España…

Después de comer nos fuimos a una terraza junto al Guadalquivir, mientras unos tomaban cubatas, nosotros bebíamos café, té y agua. Como decía mi amigo Rafa, el día previo a la carrera es lo peor, no puedes hacer nada, solo esperar que se pase lo antes posible.

Era la hora de cenar y los italianos estaban todos llenos, conseguimos pillar la última mesa en uno y poder cenar allí. Tras pedir agua y ver que en el resto de mesas estaban bebiendo cerveza, tuvimos que pedir una cerveza, ya no podíamos más.

Eran las 22:00 y ya estábamos metidos en la cama, algo difícil de imaginar de nosotros un sábado por la noche.

El gran día


Eran las 6 de la mañana, era el momento de despertarse. Una vez desayunados nos fuimos rumbo a la salida.

Ya que cada uno tenía un objetivo diferente; Rafa, 3:30:00, Chema, 3:45:00 y yo, 2:20:00, quedamos al terminar en el guardarropa.

Ya estábamos cada uno su respectivo cajón de salida, era el momento de salir a correr, no sin antes mear en el mismo cajón de salida.

Ya en la carrera iba atento a llevar el ritmo marcado 4:44, y cumplir con los parciales que me había anotado en la muñeca. Esta chuleta no fue demasiado buena ya que los primeros parciales se me emborronaron.

En la primera parte de la carrera me puse con un chico que vi que llevaba el ritmo que yo quería llevar, así me tenía que olvidar del reloj. La verdad que iba bastante cómodo y con un ritmo constante, hasta que como era de esperar, tenía que parar a mear.

Al parar, perdí al chico, no quería apretar para ver si lo pillaba por miedo a que me pasara factura después.

Estaba otra vez solo, pero eso no era un problema, ya que la mayoría de entrenamientos y tiradas largas las había hecho en solitario.

Vi un grupo bastante animado de andaluces y me enganché a ellos eran de un pueblo de Cádiz, también iban en ese pequeño grupo que se había formado, tres chicos/a del País Vasco, ese rato que fui con ellos me lo pasé pipa.

Al ver que no llevaban un ritmo constante, que iban por sensaciones, decidí hacer mi carrera y seguir solo.

Durante la carrera hubo momentos donde me aburrí bastante, era la primera vez que me pasaba, y empecé a “cantar” interiormente canciones de Dua Lipa (más bien tararear, ya que no se inglés).

El Muro

Pasando el kilómetro 30 me creía que no me iba a encontrar con el muro, pero no fue así, el tema se ponía complicado a partir del kilómetro 32.

Era el momento de que la cabeza no fallara, ir poniéndose metas cercanas y no pararse, costase lo que costase.

Pasada la Plaza de España vi a Laia, no sabéis lo que se agradece ver a alguien que conoces y que te animé. Esto me dio un chute de energía para aguantar unos cuantos kilómetros más.

La cabeza decía va, ya no queda nada aprieta, pero a los pocos metros las piernas decían, NO, llevaba los gemelos a punto de reventar.

Finishers

Ya veía la meta, la podía acariciar, era el momento de cerrar los ojos y dejarse llevar por toda la gente que estaba allí.

Conseguí cruzar la meta con un tiempo de 3:21:32 y recorriendo casi un kilómetro de más. Se me fue un poco el tiempo, esto fue debido a que no calcule los metros de más que se hacen, pero aún así me voy contento por la carrera tan constante que hice.

Poco después llegaron Rafa con un tiempo de 3:29:56 y Chema, 3:38:47, bajando los dos el tiempo que se habían marcado. Este primero con mayor mérito, ya que Rafa no hizo más de tres entrenamientos semanales y su tirada más larga fue 27 kilómetros.

MARATÓN SEVILLA 2019 URBAN RUNNING

Ahora ya, solo queda pensar en la siguiente, TCS Amsterdam Marathon.

Un saludo.

Añadir un comentario

Iniciar Sesión

¡Producto añadido!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y tu experiencia de compra.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.