Media Maratón de Elche el gran día del Compañerismo

Fecha: 06/04/2015 10:20:49
Categorías: Comunidad Urban

22 de marzo de 2015. Media Maratón de Elche = Compañerismo

Una de las razones por las que en nuestro mundo deportivo se nos identifica a los Urban Runners es por ser un gran grupo. Y no sólo por la cantidad de integrantes que llenan casi a diario tanto las calles y lugares de nuestra ciudad como semanalmente las carreras de la zona, sino por los actos de las personas que entienden el running como una forma de vida.

Corredores solidarios

Sinceramente, el domingo de la Media Maratón de Elche supuso un punto de inflexión donde los valores más personales y humanos como son la solidaridad y el compañerismo tuvieron un encuentro muy en común en algunos momentos vividos que se pueden equiparar tanto a la agonía como al disfrute que nos pueden donar esos 21 kilómetros y 195 metros recorridos por nuestra ciudad. Muchas imágenes fueron las protagonistas de esas casi 3.000 entradas a meta. Cada una con su historia y motivo distinto por el cual cruzar la llegada, pero bien es verdad que el momento marcado por “Los Héroes de la Media” (Rául, Quique, Jose Manuel, Fran y Manu). Quedará en la retina de los que pudimos vivir cómo esos metros finales de nuestro compañero arropado, empujado y apoyado por cuatro corazones. Que en ningún momento dejaron que desfalleciesen más aún las piernas de Raúl para acercarle lo antes posible a los puestos médicos.  Y fuese atendido tras haber sufrido una fuerte deshidratación en la última parte de la prueba con su consecuente bajón físico. Aparte de una alarmante pérdida de energía progresiva y falta de control motor. Ese valor de compañerismo tuvo su reflejo en ese último kilómetro.  Con un pasillo meta mágico por la multitud de público congregada en el Paseo de la Estación, que rendía admiración a unos luchadores. Unas personas que no dudaron ni un solo momento en tender toda su ayuda, y las pocas fuerzas que también les quedaban para que Raúl no desvaneciera.  Olvidándose de sus objetivos individuales desde el momento que vieron flaquear al compañero necesitado y frenar la marcha por completo para acompañarle en su paso continuo, regresivo incluso y algo agónico hacia el arco del triunfo mediomaratoniano.

Podría contar más situaciones de compañerismo

Y no sólo fue este episodio, con final feliz por fortuna.  Una muestra de lo que la palabra compañerismo en su versión más extensible reinó en la soleada mañana del domingo 22 de Marzo sobre el asfalto ilicitano. Más capítulos quedarán guardados en nuestra parte más íntima y sobre todo en el alma de las que recibieron esa ayuda desinteresada.  Aquella que en los momentos más tranquilos nos hace reflexionar y observar cómo la calidad humana impera en esta atmósfera deportiva.  Tan necesitada de zancadas y empujes solidarios y que en muchos momentos se puede convertir en nuestras válvulas de salvación. Esos ángeles “solidarios” fueron todas aquellas personas, que dentro de los más de 150 participantes de la marea verdinegra ilicitana sacrificaron sus intereses personales (incluso habiéndose preparado a conciencia para la prueba).  Con tal de acompañar, animar, aconsejar, correr al ritmo que necesitaban los menos expertos, tender su mano desde de la salida y durante la prueba para protagonizar unas entradas a meta dignas de cualquier película de pasión fraternal...

ESO ES RUNNING EN ESTADO PURO

Este estado de sentimientos que nos identifica y provoca, en estas ocasiones tan multitudinarias, un ambiente propicio para disfrutar aún más de algo tan sencillo como es salir a correr.  También tuvo una parte para el recuerdo con ese “legado” de darse la mano con fuerza entre los corredores en los momentos que más lo podían necesitar cuando fuesen corriendo. Este pequeño apretón de manos también causó y generó gestos de apoyo y ayuda entre los que en algún tramo de la carrera querían transmitir que todo iba bien y que se sentían fuertes.  Prestando esa mano que de forma inexplicable te llena de energía, te hace que te recorra por todo el cuerpo un atisbo de frescura, una sensación de poderío, seguridad y tranquilidad para afrontar los siguientes kilómetros con paso firme. Era el día más esperado por correr en casa con esa sensación mezclada de nervios para los debutantes y seguridad por parte de los que habían decidido participar para y por los demás, ése es el verdadero espíritu del “NUNCA CORREMOS SOLOS”.   Y que tuvo un eje perfecto de armonía con multitud de compañeros que no dudaron en aunar sus fuerzas y permanecer y recorrer gran parte de los puntos del circuito para animar, aplaudir y gritar a quien más lo necesitase y esperarles en la meta con los brazos abiertos.  Como siempre debe de ser, y reflejados como parte de una familia que no deja de crecer y de la que cada día nos sentimos más orgullosos de pertenecer… Y EN LA QUE DÍA A DÍA, PASO A PASO, KILÓMETRO A KILÓMETRO CON LA FUERZA DE VUESTROS CORAZONES HACÉIS QUE CUALQUIER ESFUERZO MEREZCA LA PENA. ¡ELCHE FUE URBAN RUNNER GRACIAS A TODOS VOSOTROS! Gracias a Reme Galindo, Jose Domingo Díaz, Jose Agulló, Yael Tonelli, Susana Cáceres, Emilio Maldonado, Rubén Pedreño, Pepe Paco Valera y David Gonzáez por todas las fotografías de este gran día para Urban Runner's Club Elche.

Añadir un comentario

Iniciar Sesión

¡Producto añadido!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y tu experiencia de compra.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.