Visita Beurbanrunning.com en ShopMania

EL MARATÓN ES UN DEPORTE DE EQUIPO

Fecha: 15/04/2019 11:33:21
Categorías: Carreras Populares

Para seguir con las tradiciones “maratonianas” quiero realizar esta crónica dedicada a esta gran familia verdinegra a modo de homenaje por lo que han demostrado, por tercer año consecutivo, en el Maratón de Valencia.

La frase que más me repito ahora mismo es:

“Formar parte de los sueños maratonianos de las personas no es que merezca la pena, sino que es un auténtico privilegio, algo que me sigue marcando, que me ayuda a crecer, lo llevo en mi interior con enorme satisfacción y quiero que me siga sucediendo”.

La historia se volvía a repetir con esa primera charla explicativa en Urban Running Elche sobre este proyecto, que ya parece tan lejana. 

Hace cuatro meses con multitud de personas donde reinaba la incertidumbre e incluso algo de incredibilidad o mezcla de miedo y nerviosismo.  Sobre todo para ese perfil de corredor debutante, donde no está seguro si quedarse a seguir escuchando lo que le espera o salir corriendo por las escaleras y no volver a saber nada de la palabra mágica. Correr no es sólo hacer kilómetro.

En cuanto a la preparación, he hecho hincapié en corregir los errores del año pasado y apostar por el trabajo de fuerza y fortalecimiento.

Hay aplicar siempre el principio del “conservadurismo” y buscar siempre el no saturar en exceso de kilómetros.   Pero a su vez que ellos mismos se diesen cuenta de su estado de forma progresivo y ganando confianza de forma gradual. 

Como si de la prueba se tratara en cada mesociclo han ido experimentando, cumpliendo, poniendo todo de su parte hasta conseguir el principal objetivo que no era otro que alinearse en la salida con la seguridad de que estaban preparados física y psicológicamente para enfrentarse a un maratón.

Sinceramente, así ha sido porque así lo han demostrado, otra cosa es que no hayan salido los objetivos cronométricos deseados por todos, pero la grandeza en un maratón siempre entrar a meta y esa victoria ha sido completa. Tras ese ciclo preparatorio, llegamos a la charla del jueves previo al Maratón. 

Ahora sí que sí

Empiezan a ser más conscientes de lo que llevan encima y el brillo de sus ojos me contagia, me hace sentirme enamorado de mi pasión/vocación y ganas por crear y ayudar a cualquier persona que quiera correr y sentir que este deporte es vida.

Los sentimientos afloran e intento transmitir las 4Cs que emplearán cuando se dé el pistoletazo de salida CALMA, CABEZA, CORAZÓN Y COJONES, exactamente lo mismo que hay que echarle a la vida para que tenga sentido y seamos nosotros quienes la dominemos con ese punto de LOCURA que en muchos momentos todos necesitamos. Viernes por la mañana, tocaba “Viaje de pirados 2” a recoger los más de 100 dorsales con un sinfín de anécdotas durante este trayecto que resumiría en la frase que nos dijeron dos voluntarias de la feria de corredor casi a las 14:00…”Che però encara esteu pegant voltes per açí ?” Y a mí me salió del alma una contestación en valenciano “i les que ens queden demá i el diumenge…”

Y así fue, muchas vueltas pero muy divertidas dimos para que todo volviera a salir a pedir de boca antes y durante el viaje de 150 personas que pudieron vivir una experiencia inolvidable, de nuevo, en Valencia. (Gracias a todos por vuestra colaboración, JOSEVI ERES MUY GRANDE).

No quiero extenderme en más detalles y pasar ya al domingo y lo que me hicisteis sentir. A las 8:15 en las escaleras de la parte trasera de la salida nos esperaba JC, no podía faltar en uno de los días más esperados y señalados del calendario, liada monumental con el sentimiento ilicitano y el canto del “Aromas Ilicitanos” para terminar de caldear el ambiente con el grito de guerra, abrazos y muestra de los mejores deseos y compañerismo entre todos los presentes.

En mi caso, no iba a poder veros como en ocasiones anteriores ni acompañaros como había hecho anteriormente, pero sí me gustaría dedicaros una pequeña frase a cada uno de vosotros en señal de agradecimiento y dedicatoria más personal por lo que habéis generado y seguís generando en mi persona compartiendo entrenamientos, confiando en mí.  

Y sobre todo por lo que habéis sido capaces de demostrar al tener el coraje y valorar de protagonizar esta aventura que ya forma parte de la historia, una historia que deseo que no paréis de escribir con la ilusión y dedicación en vuestras piernas y la fuerza en vuestro corazón:

-Miguel Navarro: el pequeño que se ha hecho muy grande, silencioso y paciente casi sin hacer ruido destapó su mejor versión para pulverizar el crono.  Con su zancada económica pero incesante destrozó la barrera de los 3:10 y se convierte en el nuevo recordman del club.

-Dani Parres: todo controlado menos lo incontrolable en este tipo de pruebas como son los problemas estomacales, pero luchador y con una calidad por explotar demostró levantarse en el peor momento tras dos paradas reiniciando la marcha tras el kilómetro 35.

-Tomy: el kamikaze, incontrolable pero bondadoso, corredor sensacional tanto por su sensaciones por lo que transmite y ejemplifica con su “runningfree” capaz de ponerse a bailar a ritmo de batukada con 37 kilómetros en las piernas y más de media prueba a ritmo infernal, genio y figura en el asfalto y en la montaña.

-Fran Jiménez: nuestro “sargento” más firme y batallador, calculador y peleador, inmutable en su ritmo y elegantísimo en su forma de correr y plantear cada prueba, un auténtico seguro que siempre está.

-Richard Navarro: con la preparación más justa y escasa, sacó petróleo de sus pocos kilómetros de preparación para volar por su asfalto más querido y sumar otra más dedicándoselos a la sufridora y omnipresente Irene. -Sofro: el primero que vi en romper a llorar en meta, es pura fuerza, un enamorado del esfuerzo y derrotó esta batalla con un fantástico debut, seguro que habrá más maratones.

-Alfonso Lorente: tenía tan claro lo que quería como su milimétrica seguridad del ritmo a llevar y mantener durante toda la prueba, casi recién llegado a este mundo y ya rompiendo otra gran barrera.

-Dimas: pura pasión por hacer y devorar kilómetros y ya con más experiencia, dominio y su cambios físicos ha dado otro buen bocado a su marca personal a la que seguirá limándole minutos.

-Antonio Coll: auténtico tirillas nacido para las distancias largas, quien sin dolores ni problemas físicos pueda volar mucho más de lo que lo hizo en Valencia, genial su sonrisa al entrar en meta y más fresco que una lechuga.

-Sergio Aledo: a su marcha, a su ritmo, con su tranquilidad y buen hacer consiguió lo que pretendía y disfrutó al máximo de una prueba en la que él creía.

-Andrés García: da igual en el momento de forma y las circunstancias en las que llegue, siempre con su sonrisa y pasmosa facilidad para ir a por lo que quiere y pelear hasta el final con su destacable constancia.

-Jaime Cano: páter nuestro, el alma y espíritu de todo esto y tengo muy claro que el maratón alguna vez le devolverá todo lo que nos has entregado a cada uno de nosotros siendo uno de los motores principales de esta historia.

-Jorge Agulló: preparación llevada a la perfección para dar un bocado importante al crono y saber disfrutar cada kilómetro de la carrera llegando con mucha entereza con una gran mejora.

-Antonio Ruz: imparable nuestro “joven” dicharachero e inquieto viviendo una eterna juventud con sus piernas tan fuertes y preparadas como sus ganas por ayudar y colaborar junto a sus compañeros, todo un SEÑOR del Maratón.

-Daniel García: menudo cambio a todos los niveles, de sufrir muchísimo un año a plantarse el siguiente a no conformarse con sólo acabarla sino en un buen tiempo y objetivo conseguidísimo…uno de los abrazos que más recordaré entre lágrimas del año pasado.

-Alfonso Valero: compañero de debut con un potencial enorme y que entendió a la perfección cómo afrontar una primera vez para llegar a la meta como a él más le gusta, esprintando y de menos a más en esa última parte de la prueba, señal inequívoca de que el plan funcionó.

-Nuria Larred: nuestra nueva recordwoman maratoniana, su seguridad transmitida los días previos era la antítesis del año anterior donde en la primera vez quisieron disfrutar y en la segunda salir a rematar reventando el crono y llegando con esa gran sonrisa que le caracteriza.

-Cristian García: qué mejor regalo para su familia que tener un padre y marido que les rinda el más intenso de los esfuerzos para completar un maratón yendo todo a la perfección hasta que ese maldito gemelo se interpuso en el disfrute, pero aun así objetivo conseguido. Mención especial para su compañero de fatigas, Salva Sánchez, quien seguro pronto estará al pie del cañón para batallear juntos como merecen y mejor se les ve.

-Vicente Martínez: el apoyo perfecto de su mujer, Nuria, la parte más calculadora de ambos que ha ayudado al máximo a su rubia preferida para a su vez seguir mejorando en este deporte que tanto aman y buen rollo transmiten.

-Sergio Ruiz: sin dolores este año y con una mejora espectacular, buena base de trabajo, responsabilidad y sacrificio le han llevado a esa alegría cuyo reflejo era su gesto emocionado tras cruzar la meta.

-Kiko Roca: debutante y rompiendo la barrera de las 4 horas llegando con ciertas dudas a la prueba tras unas últimas semanas, pero al final todo salió más o menos como lo esperado y meta conseguida.

-Antonio Molina: de los más nuevos pero perfectamente adaptado al plan y con las cosas muy claras, una experiencia maratoniana bajando de las 4 horas que seguro habrá dedicado a su buen amigo, quien esperamos verle pronto con dorsal, Paquito Ruiz.

-Tóbal Saez: la experiencia es un grado y la aplicó para que su maltrecha rodilla y la falta de entrenamientos no hiciesen mella y poder sumar otra muesca más a su colección maratoniana, suma y sigue y siempre con su buen humor.

-Manuel Marín: todo un señor también de los pies a la cabeza, metódico y aplicado cumpliendo el plan para completar la preparación y llegar a meta con fortaleza y disfrute. En la próxima a por la siguiente barrera.

-Jaime Segarra: esos dolores en el gemelo que aparecieron superada la mitad de prueba le impidieron llegar a la meta junto a su grupo de salida, pero supo superarse y contener el ritmo para luchar hasta el final, convirtiendo su debut en toda una experiencia gratificante y muy peleada.

-Laura Irina: la junior del grupo que el año pasado desde fuera ya visionó en lo que quería convertirse en esta ocasión y así fue además de con el premio en los últimos kilómetros de entrar a meta con su apoyo diario celebrando casi aniversario.

-Cristina Laosa: con algunas dudas y ese miedo a lo desconocido pero con esa ilusión y optimismo que le caracteriza se plantó en la salida diciéndose a sí misma: aquí estoy yo, pequeñita pero matona con carácter y así fue, se cargó el maratón y cumplió otro reto más.

-Roberto Mesa: sus lágrimas de impotencia en la meta se me quedaron grabadas, ese llanto de rabia es brutal y conmovedor y sus palabras tan sinceras desdichando esta distancia que a veces es muy injusta cuando te preparas a conciencia y no sale como uno mejor espera…pero Rober yo no dudo que saldrá, trabajo acumulado nunca cae en saco roto y lo vivido es lo aprendido.

-Ismael Tarí: ya sabía de su fatídica lesión y de su estado por los compañeros que habían llegado, pero fue verle llegar hacia mí, roto de dolor y no me refiero al físico, que también había, sino el verle empapado en lágrimas y susurrándome lo que había sufrido y contándome lo mal que lo había pasado pero que llegó…uff éso no tiene precio…siempre pa´lante Carni.

-Mari Ángeles: su tercer apellido bien podría ser la palabra FUERZA, y aunque los días previos dudaba sé que por dentro tenía muy claro que lo iba a conseguir de la forma que quería, con la entereza que le define fue a sacarse la “espinita”, ya está curada y ahora a por otro nuevo reto, ya sea largo o corto, pero lo habrá.

-Daniel Ortiz: un todoterreno reenganchado al asfalto tras haber corrido cercano a las 3 horas y que ahora se lo toma todo con mucha más calma para conseguir concluir una más y vivir esta gran experiencia con el grupo.

-Aarón Sánchez: si hace un año le preguntan si se veía consiguiendo todo lo que ha realizado probablemente ni él mismo se lo hubiera creído, pero gracias a su tesón, “enganche” a la montaña y fuerza de voluntad ya es maratoniano y con metas más altas por seguir conquistando.

-Estefanía Ibarra: mujer luchadora y trabajadora como la que más, siempre con la risa como bandera, apasionadísima con sus Antonios que siempre van con ella y en esta ocasión debutó a lo grande también y seguro que ya pensando en la siguiente locura.

-Borja Aldeguer: desde la montaña al asfalto con el horizonte del Ironman entre ceja y ceja y ya el asalto maratoniano conseguido todo será un poco más fácil. Con tu ilusión y entusiasmo estará mucho más cerca Lanzarote.

-Daniel Nortes: nuestro murcianico más querido, siempre con ganas de más y de apoyar en todo con su parte más bondadosa y entregada y así fue durante la carrera donde superó sus problemas del año anterior consiguiendo también mejorar.

-Jose Sabuco: nadie puede negar que lo dio todo, pura entrega desde el kilómetro, quizás por esas ganas de llevar acabo de la mejor manera lo que más le gusta su esfuerzo tan intenso le pasó factura y aunque el reloj no dictó justicia tuvo el santo valor de llegar a la meta para cumplir su propuesta.

-Elías Coves: aceptó el reto de la preparación sin ninguna duda junto a su hermano queriendo experimentar esa llegada tan nombrada y deseada y haciendo gala de su noble y gran compañerismo hacia su hermano decidió acompañarle en los momentos más críticos para llegar en meta a lo 2x1.

-Rubén Coves: lo peleó como el que más a pesar de no tener el mejor de los días y acarrear algún problema físico, pero con la ayuda inestimable de su alma fraternal pudo encumbrarse sobre la alfombra azul para convertirse en lo que más ha deseado desde hace cuatro meses.

- Juan Francisco Morales: es de los que cumple lo que se propone, un cabezota como él bien se define y arriesgando en su primera vez sin miedo a nada pudo comprobar en sus piernas la dureza de esta prueba, pero también la fortaleza de su mente para cruzar la meta.

-Manolo Sánchez: con su historia personal de dedicatoria maratoniana para una persona muy cercana, quería finalizar esta prueba y así lo consiguió, a pesar de sus molestias constantes en la cadera sobreponiéndose a estos dolores y entrenado a menudo en solitario y en la lejanía pudo cumplir y dedicar su valiosa llegada.

-María José Fuentes: mención especial para una persona con una actitud ante la vida ejemplar, donde el correr le ha hecho verlo todo de una forma algo más agradable, anteponiéndose a momentos duros y venciendo a esta maratón con la entereza y contagio de entusiasmo para arrastrar a sus compañeras y amigas.

-Juanmi Guzmán: siempre está y casi sin hacer ruido tira del carro femenino en cada prueba que se le necesita dando confianza, experiencia y compañía a quien más lo necesite en cada momento, todo un caballero del asfalto.

-Susana Esther Madrid: firmó el pacto maratoniano con sus amigas en el verano de Santa Pola y con algunas dudas la preparación se las fue disipando hasta plantarse con firmeza y templanza en la salida, arropadísima por sus chicas para compartir cada uno de los kilómetros de la prueba demostrando que todo lo sacrficado y entrenado había merecido muchísimo la pena.

-Lidia Gil: la alegría personificada y con esa frase suya de “no sé yo Pedro, no sé yo Pedro si lo voy a conseguir…” pasaron las semanas de entrenamientos y cada se vez veía más cerca y junto a la fuerza de su grupo se presentó en la salida para disfrutarla al máximo llegando con gran entereza y emoción a meta.

-Nuria Gutiérrez: con su elegante forma de correr y alargar esa gran zancada asumió la parte de entrenamientos demostrándose a ella misma la fuerza de voluntad y lucha que una persona puede llegarse a demostrar a sí misma en los momentos más críticos, luchó por lo que más deseó hasta romper a llorar en meta por todo lo que suponía ser maratoniana.

-Lidia Delicado: se subió al tren de la preparación casi a última hora y poco a poco como una hormiguita fue viendo que su cuerpo asimilaba las cargas de kilómetros con más facilidad de lo que pensaba, hasta que se le abrieron los ojos en la tirada solitaria y afrontar el maratón con la mejor de las sonrisas junto a sus chicas.

-David Carretero: tras reincorporarse al grupo después de un tiempo de inactividad aceptó el reto con seguridad y responsabilidad, cumpliendo en cada entreno y dándose cuenta de cómo podía realizar su sueño, otro desafío más y ahora a por el siguiente que ya estará valorando.

-Álvaro Miras: siguiendo la saga maratoniana que instauró su padre hace 25 años, quería demostrarse a sí mismo de hasta dónde podía ser capaz de llegar con la ayuda y apoyo de su hermano y su grupo. Paso a paso en cada entrenamiento con una gran evolución y constancia consiguió un cambio a todos los niveles y cruzar la meta como otro gran maratoniano. Ahora falta Pepe para completar la trilogía familiar.

-Mayte Sanz: ejemplar, se quiso ir pero no lo puedo remediar y ese sueño que a punto estuvo de desvanecerse le hizo despertar a mitad de preparación para llegar con mucha incertidumbre pero al final salió lo que se merecía y convertirse en maratoniana, gran ejemplo de quien la sigue la consigue.

-David Ortiz: uno de los más silenciosos pero igual de trabajador y constante que sus compañeros, con mucha calma pero sin pausa y con dolores de última hora se plantó en la salida para devorar los 42 kilómetros y 195 metros con determinación hasta ganarse la deseada medalla.

-Juanfran Moreno: como muchos de sus compañeros, él no sólo corría por sí mismo, sino que su promesa de esfuerzo y entrada a meta tenía una dedicatoria muy especial. Durante un tiempo lo veía todo muy lejano, pero poco a poco se cargó de mayor confianza y el día de la prueba salió todo lo bien trabajado y acumulado, puro corazón que seguro mucho le ayudó.

-Susana Quiles: siempre con la sonrisa puesta y tirando del carro del grupo en algunas ocasiones cubriendo la baja del motor Abe para sacar su calidad en las series, crecer en las tiradas y echar el resto el día más señalado saboreando cada kilómetro del asfalto valenciano.

-Manoli Ballesteros: a ultimísima hora se subió al gran vagón del grupo, pero ya con la experiencia del año pasado y con ganas de ayudar y colaborar junto a sus compañeros no se podía volver a perder esta agradable experiencia que luchó y que le hizo volver a repetir entrada a meta y disfrutada.

-Josevi: simplemente EXCEPCIONAL, el jefe de la banda, el que tira del carro en todo, quien nunca falla y aún a nivel de preparación yendo justísimo es capaz de controlar el ritmo, acabar la prueba y tener la fuerza suficiente para hacer, conseguir y llevar a cabo lo que se le proponga sin pedir nada a cambio y generando ilusión y diversión allá por donde pasa, pisa y conquista.

-José Agulló: el maratón le debía una entrada como la que vivió tras su ausencia el año pasado, con escasos kilómetros pero con una fortaleza mental y su derrochador optimismo pudo enfrentarse a esta distancia junto al escuadrón del corazón verdinegro y hacerlo latir y que nunca decayese en ritmo ni en latidos.

-Victor Ross: esa casi última tirada en la que coincidimos en el río fue señal de que todo iba por buen camino, con su serenidad y responsabilidad tras cada entrenamiento conseguía ver este largo trayecto algo más cercano, paso a paso, metro a metro y serie a serie construyó en sí algunas de las experiencias que ha vivido gracias a su trabajo y por fin poder decir que también es maratoniano.

-Mari Carmen: casi con el tren de la preparación a mitad de camino se subió en marcha alentada y animada por su inseparable May y con una justísima preparación echó el resto tanto durante la prueba como en las últimas tiradas para afianzarse consiguiendo un reto que se vislumbraba algo lejano pero al final al alcance de su voluntad.

-Pepe Paco Valera: anteponiéndose a la crueldad de los problemas estomacales que pueden desencadenar estas pruebas tan largas, tenía muy claro que él quería llegar a meta, igual que consiguió en su momento en el desafío de Riopar superándose sobre todo a sí mismo y añadiendo otra historia épica a sus metas deportivas.

-Juan Herrador: pocos kilómetros llevaban sus piernas para afrontarla, pero lo que más claro tenía es que la quería concluir, le pasó factura la falta de preparación pero peleó hasta el final como en todos los retos que se propone y llegó a meta.

-María del Mar Gil: una auténtica pena que no llegase en plena facultad de condiciones físicas y tras darlo todo casi por perdido en los últimos días, sus molestias le permitieron salir, hacer muchísimos kilómetros sin dolor hasta que tuvo que frenar en alguna ocasión y parar pero con su coraje peleó hasta el infinito para terminar.

- Sergio Payá: otro de los que su lágrimas me rasgaron el alma, esa mezcla de dolor en el pie y la impotencia de saber que merecía menos sufrimiento se fusionó cuando nos abrazamos en la zona de post-meta, otro auténtico luchador que asumió el reto con gran responsabilidad desde el primer momento y que la prueba le regaló una medalla de gran valor.

-Abelardo: entrega, generosidad, bondad y cualquier adjetivo se queda pequeño al lado de su altruismo y amor hacia sus compañeros. Desafortunadamente no llegó en plena facultad de condiciones, pero aun así estuvo al pie del cañón, le echó cojones defendiendo a su escuadrón desde el primer metro hasta quedarse con poca energía y tolerar dolores inimaginables en su maltrecha clavícula, esta prueba le debe una revancha que junto a sus amigos seguro que vencerá.

-Manu: estuviste presente porque es muy difícil olvidarse de ti, para mí el paso por la plaza de toros y el ayuntamiento, siempre tendrá tu nombre por lo que vivimos en aquella ocasión y habiendo conquistado Atenas también has dejado parte de tu reino en Valencia porque tu lucha y espíritu siempre merecen la pena.

Para terminar

Espero no haberme olvidado de nadie, me gustaría destacar y poner en valor al alza todo lo vivido y experimentado tanto en este viaje como durante la preparación en la que habéis sido el motor principal con vuestra ilusión de todo lo conseguido a nivel colectivo aportando vuestras ganas y confianza y demostrando por encima de todo que ser Urban Runner es un sentimiento y que el maratón es un deporte de equipo.

Gracias por vuestro esfuerzo, dedicación, confianza y por darme la oportunidad en colaborar en la realización de vuestros sueños y espero que nunca dejéis de correr en vuestros corazones. JC y Fermín gracias por creer en mí.

Pedro Esteso.

Añadir un comentario

Iniciar Sesión

¡Producto añadido!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y tu experiencia de compra.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.