Las zapatillas no lesionan, lesiona el mal asesoramiento

Fecha: 06/03/2019 12:34:46
Categorías: Zapatillas para Running

La importancia del asesoramiento por un experto

En estos tiempos que corren (nunca mejor dicho) parece ser que hay una frase que se está convirtiendo en demasiado típica y la que queremos debatir desde BeUrbanRunning.com :

“Me han lesionado las zapatillas, ya no confío en la marca que estaba utilizando”

Pues no, no es cierto.

Las zapatillas no tienen ni el defecto de lesionar ni la virtud de curar, pero sí un buen asesoramiento tiene el efecto de prevenir.

¿ A qué llamamos nosotros buen asesoramiento para la correcta elección de las zapatillas ?

Al estudio del cliente: el dato quizás más importante es saber qué tipo de pisada se tiene, lógicamente el peso, la cantidad de kms y tipo de terreno habitual de entrenamiento también influyen a la hora de indicar el tipo de zapatilla más adecuado.

A la confianza total en cada una de las marcas que trabajamos, todos sus sistemas de amortiguación, correcciones, ajustes, compuestos, etc…

Son iguales de buenos, diferentes, pero todos con sus correspondientes características pero defendiendo que no hay una marca superior ni inferior a otra.

A los tests de producto que realizamos usando las zapatillas que posteriormente se van a recomendar para tener y compartir de primera mano las sensaciones que puedan transmitir.

A una atención personalizada estudiando cada cliente por individual y no dejándonos guiar por la tanta ( y a veces no tan buena ) información con la que, en ocasiones, acuden algunos clientes antes de hacer su compra habiéndose guiado por tendencias o “asesoramientos” de otros runners.

Elige unas zapatillas que te vayan bien a ti, no a otros…

Una máxima que tenemos y defendemos con total garantía es que no todo el mundo podemos utilizar todas las zapatillas. Pero sí todo el mundo podemos saber qué zapatilla es la más correcta para nosotros.

Por otra parte bien es verdad que una sobrecarga, un dolor, una lesión nos deja tocados tanto a nivel físico como psíquico.

Y puede hacernos no disfrutar de salir a correr todo lo que deseamos pero a su vez es igual de cierto que debemos “analizarnos”.

Y si notamos cualquier síntoma doloroso no debemos culpar de buenas a primeras a nuestras zapatillas.

Además hay que entender que quizás la cuestión no sean las zapatillas si no el entrenamiento elevado.

O no respetar los descansos pertinentes.

Hay que recordar que si el cuerpo se queja es porque tiene motivo y sobre todo poner solución analizando las causas y no sólo centrarnos en las consecuencias.

Añadir un comentario

Iniciar Sesión

¡Producto añadido!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y tu experiencia de compra.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.