Filtros

Tipo de producto

Precio

0,00 € - 290,00 €

Peso zapatilla

110 - 390

Tallas Calzado

Color

Sexo

La salud del runner. Esguinces.

Fecha: 16/06/2015 13:36:07
Categorías: Salud para Deportistas

El esguince de tobillo es una lesión común en el Running. Se trata de un sobre estiramiento o elongación de los ligamentos que están en el tobillo producto de una flexión/extensión “antinatural” del mismo. Si el grado es máximo, la elongación puede implicar rotura.

Hay 3 grados de esguince

Va desde una simple rotura de fibras (grado I) hasta la rotura total de ligamentos con implicaciones óseas (grado III). La razón es un giro exagerado del tobillo, hacia adentro o hacia afuera, que lo sacan de su línea de movimiento natural. En su grado mínimo el tobillo mantiene su mecánica pero con el dolor y la sujeción que pierde al estar dañado el ligamento, puede agravarse si se vuelve a torcer. Es muy importante proveer de protección mediante vendaje compresivo mientras los ligamentos y tejidos dañados se recuperan. El esguince puede ir acompañado de hematoma e hinchazón –puede que no si es leve-  Con estos síntomas lo mejor es no apoyar “como de costumbre”, mantener la pierna elevada.

Cómo evitarlo

Como en otras muchas lesiones la manera de evitar el esguince es simplemente prevenir. “más vale prevenir que curar” dice el refranero español, y hay mucha razón en ello. El esguince es una lesión recurrente. Si ya lo has sufrido es muy probable que lo puedas volver a sufrir, y con consecuencias más graves en segundas instancias. Por eso es tan importante el calentamiento específico en nuestras articulaciones mediante estiramientos y carrera continua a ritmo moderado por terrenos fáciles. Tras el calentamiento, ejercicios de propiocepción que refuercen nuestros músculos, tendones y ligamentos. Esta, sin lugar a dudas, será la mejor manera de evitar los esguinces. Si ya es tarde y lo sufres quizá puedas tratarlo siguiendo unas instrucciones básicas que harán que las consecuencias del mismo y tu recuperación posterior sea óptima. La propia lesión te va a obligar a parar tu actividad cotidiana. El reposo es obligado.

Cómo tratarlo

Aplicar frío –no de forma directa- en la zona nada más sufrirlo evitará que se desarrolle el hematoma y minimizará la evolución de la hinchazón. Hacer un vendaje compresivo que ayude a dar seguridad a la articulación, para inmovilizarla y que no se tuerza más así como para “mantener a raya” la hinchazón. Poner calor, como método de activación de la circulación de la sangre que ayude a llevar nutrientes a la zona dañada. En los primeros días no hay que hacerlo ya que “alimentará” la hinchazón. En cuanto el dolor lo permita hay que recuperar, de forma progresiva y moderada a modo de rehabilitación, el movimiento. Hay que evitar que la zona se atrofie y pierda estabilidad por la debilidad de los músculos, tendones y ligamentos al no haberlos ejercitado durante la recuperación. Y recuerda… estas son sólo las recomendaciones derivadas de la experiencia pero no hay un esguince igual a otro, como no hay personas idénticas, así que lo prioritario es que dicho seguimiento y tratamiento lo realice un profesional médico. RICE (Reposo + Hielo + Compresión + Elevación)

Beurbanrunning.com

Añadir un comentario

Iniciar Sesión

¡Producto añadido!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y tu experiencia de compra.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.