Visita Beurbanrunning.com en ShopMania

La salud del runner. Contracturas.

Fecha: 16/04/2019 13:43:11
Categorías: Salud para Deportistas

La contractura es una lesión habitual en el runner. Conoce de qué se trata y como tratarla.

La salud del runner. Contracturas.

Una contractura es, como su propio nombre recoge una contracción muscular muy fuerte en la que el músculo se encoge hasta formar un “nudo”. Cuida tu salud, te decimos cómo. La sensación al tener una contractura es muy clara. Una molestia o dolor fuerte en una zona del músculo muy concreta.

Da la impresión de que el músculo forma un nudo o una bola. La contractura es una tensión mantenida -a veces se termina distendiendo o relajando por sí misma y a veces no-.

La contractura suele avisar con pequeñas molestias y calambres. Cuando ya se lleva tiempo “abusando” del ejercicio o simplemente cuando hay una zona muscular que no está suficientemente entrenada aparece la contractura. Por supuesto que es reversible pero la mejoría dependerá del grado en el que la tengamos y del tratamiento posterior.

Contracturas leves

Si la contractura es leve a veces basta con mantener unos días de reposo pero el masaje es el tratamiento más rápido y eficaz para eliminarlas definitivamente. Hay que tener en cuenta que tras el masaje de una contractura, la zona queda muy dolorida con lo que el reposo suele ser siempre la mejor medida para complementar el tratamiento.

Contracturas fuertes

Si la contractura es muy fuerte el tratamiento debe ser integral. Antes que nada ponte en manos de un fisioterapeuta. Seguramente además del reposo y el masaje, se pueda agilizar tu mejoría si lo acompaña con geles antiinflamatorios, corrientes y demás.

Recuperación

El músculo necesita su tiempo para recuperarse. A veces la contractura viene acompañada incluso de un hematoma que necesita su tiempo para curar. Lo conveniente después de esta habitual lesión del runner es comenzar de nuevo a rodar por terrenos no muy duros y a ritmos muy lentos. Poco a poco el músculo recuperará su normalidad funcional.

La contractura no tiene porqué implicar rotura de fibras.

No es lo mismo una contractura que una rotura de fibras, si bien una contractura extrema puede hacer que haya microfibras que se terminen rompiendo. En este caso el tratamiento es distinto ya que hay que tener en cuenta que una rotura puede ir a más si no se trata adecuadamente.

Por este motivo necesita de más cuidados e invertir más tiempo en la recuperación. Una rotura fibrilar tiene que “anudar” de nuevo y la cicatriz podría ser un problema que diera la cara a futuro si no se hace bien dicha recuperación.

Acude siempre a un profesional. Tu salud te lo agradecerá Beurbanrunning.com

Añadir un comentario

Iniciar Sesión

¡Producto añadido!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y tu experiencia de compra.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.