Corriendo la Behobia – San Sebastián

Una de las carreras míticas de España

En el siguiente post os hablo de mi paso por una de las mejores carreras que tenemos en territorio nacional. La Behobia – San Sebastián.

Por Alberto Navarro, Community Manager de Be Urban Running

El cómo surgió

Recuerdo cuando mi amiga y mujer de mi primo Antonio, Mª Ángeles Polo decidió realizar el reto 42 x 21. Entonces me dijo que eligiera una carrera para hacer juntos. Me costó poco elegir la Behobia – San Sebastián. Había escuchado mucho hablar de ella y todo bueno, salvo lo dura que era.

Es una de las más antiguas de España, y se nota en su organización, una autentica pasada.

Rumbo al norte

Viernes 2 de la tarde ya estábamos listos para salir hacia el Urrugne, un pueblecito de Francia a 8 kilómetros de Behobia. Allí teníamos el apartamento. Nos esperaba un largo camino en furgoneta a los cinco integrantes de la expedición que íbamos; Mª Ángeles, su marido Antonio y su hija Amanda, Fini, una amiga y yo.

Eran las 21:30 cuando llegamos a nuestro apartamento. Momento en el que dejamos las maletas y nos fuimos a buscar un sitio donde cenar en Behobia. Después de muchas vueltas por el pueblo, nos tocó cenar en el Burguer King, un sitio “muy aconsejable” para cenar unos días antes de una carrera, je je.

Sábado en San Sebastián

Nos habíamos enterado que Raúl Gómez, el presentador del programa Maratón Man, iba a realizar un entreno en grupo el sábado a las 10:30 en San Sebastián y decidimos ir.

Llegamos a San Sebastián y entramos a desayunar a un bar cerca del Ayuntamiento. Dando la casualidad de que estaba él con su mujer desayunando. Estuvimos hablando un rato con él sobre el entreno y la carrera del domingo y nos pusimos a desayunar.

Llego el momento del entreno, menuda locura, había una gran cantidad de gente preparada para entrenar junto a él.

Realizamos un pequeño entrenamiento, junto a un baile por la Playa de la Concha. La verdad es que estuvo bastante bien, fue una pasada.

Al terminar, volvimos al apartamento a ducharnos e irnos a recoger el dorsal a la Feria del Corredor. Ya con el dorsal en nuestro poder, volvimos a San Sebastián a tomar unos buenos pintxos, que para eso corremos.

Después de pasar toda la tarde conociendo un poco más la ciudad llego la hora de cenar, reservamos en un italiano. Hay que comer carbohidratos antes de una carrera. Para hacer tiempo para la hora de la reserva, nos fuimos a comernos un buen chuletón y una botella de vino.

urban running behobia

Una vez cenado por segunda vez era hora de irse a Urrugne a descansar para el gran día.

La Behobia – San Sebastián 2018

Llego el gran día, todo listo. El dorsal 17008 en mi camiseta, pantalones Nike AeroSwift y zapatillas Adidas Solar Boost puestas. Era la hora de partir hacia Behobia. Desayunamos tranquilos por la zona, ya que nuestra salida era a las 11:35.

Ya en nuestro cajón íbamos rumbo a la salida, nunca había visto una organización de una salida así, espectacular. 11:36 pistoletazo de salida, allá vamos, a por la 5ª Media Maratón de Mª Ángeles.

Iban pasando kilómetros y el ambiente era espectacular, al igual que el recorrido (eso sí con sus cuestas). No había persona que no animase, que no se dejara la voz por nosotros.

Fue una carrera muy loca, a la vez que divertida. La compañera que llevaba no esta muy bien de la cabeza. Cuando me descuidaba hacia un cambio de ritmo y se me cruzaba, porque olía a sudor y le daban náuseas. Tenía que rellenarle las botellas de agua, ya que ella tampoco sabía beber en vaso. Solo me falto ponerle vaselina en las rozaduras, que esta vez no faltaron.

Iba como un tiro durante toda la carrera, solo en un par de subidas, kilómetro 6 y 16, lo pasó algo mal. Pero, aun así, nos reímos, fuimos hablando la mayoría del camino y hasta casi nos hacemos una foto con el pirata.

La llegada

Llegamos a San Sebastián, y wow !!!, que cantidad de gente !!!, pelos de punta, no podía dejar de sonreír.

correr la behobia

A lo lejos vi a Antonio, Fini y Amanda. Les chillé, para que nos vieran, su mujer, amiga y madre lo había vuelto hacer, su quinta media maratón. Ya le quedaba menos para su reto de las 42.

Ya con la medalla colgada, era hora de una cervecita y rumbo a Yecla. No antes de hacernos la foto con Raúl Gómez, a quien volvimos a ver en la meta.

raul gomez

No llevaba ni media hora como finisher y ya pensaba en el año que viene, es una carrera que hay que marcar en el calendario. Por ahora la mejor que he corrido, tanto en organización, ambiente, circuito…

La única pequeña pega que le pondría, eran los avituallamientos, el agua te lo daban en vaso, se formaban tapones y personalmente no se beber con vaso mientras corro.

Deseando que llegue ya la próxima edición ¡Hasta el año que viene Behobia – San Sebastián!

En este enlace podéis ver un pequeño vídeo resumen de nuestra aventura en la Behobia – San Sebastián.

 

Deja un comentario