De Madrid al cielo (I) – Crónica de una Maratón

Madrid, en donde nadie esperaba que acabáramos la EDP Rock ´n´ Roll Marathon de Madrid.

El año pasado corrí junto a un amigo la Maratón de Madrid, en estos dos post os voy a contar la historia de cómo se nos “ocurrió” realizar esta locura y la experiencia vivida.

Por Alberto Navarro, Comunnity Manager en Urban Running.

Rafa apúntate a la maratón que yo ya lo he hecho

Los Reyes Magos acababan de pasar y me habían dejado unas Nike Pegasus 34 y que mejor manera de darle uso que empezar a correr y así de paso ganaba puntos con una chica de mi gimnasio que me gustaba (gané los mismo puntos que España en Eurovisión, 0, ya tenía novio..).

Empecé a correr en la cinta del gimnasio todos los días unos 15 minutos a un ritmo no muy alta, y cada semana iba aumentando el tiempo y la velocidad. De vez en cuando salía a correr a unas pistas cerca de casa, allí en Madrid.

Me había planteado correr unos 10 k, pero un día al salir a correr a las pistas y dar unas 16 vueltas (16 kilómetros) pensé que podía acabar una media maratón.

Al ver que la Media Maratón de Madrid era en dos meses, avise a mi amigo para correrla y me dijo que sí.  Conseguimos unos códigos para que nos saliera gratis la carrera al comprar unas zapas en Urban Running Elche y ya de paso nos equipamos bien, nos gusta el postureo.

urban runners club madrid

La inscripción

Me acuerdo del momento de la inscripción como si fuera ayer, iba en el coche dirección a Madrid cuando me llamó mi amigo, me dijo que el código le daba error al inscribirse.

Al llegar a Madrid lo comprobé yo también y era cierto, me esperé al día siguiente para llamar y ver lo que pasaba, al llamar me dijeron que el código solo era válido para la maratón.

Llamé a mi amigo para contarle esto y comentarle que nos tocaba pagar la media maratón, que se inscribiera…  A los cinco minutos de esta llamada le volví a llamar para decirle que se inscribiera en la maratón que ya lo había hecho yo porque no quedaban dorsales para la media.  Su contestación fue: “estás loco, me inscribo porque ya tengo los billetes de Ave, si no te quedabas solo”.

La confianza en nosotros era nula

Cuando se enteraron de que nos habíamos preinscrito en la Maratón de Madrid, casi todo el mundo nos decía que si estábamos locos, que ni de broma la íbamos a acabar, que nos gustaban mucho las cervecitas, el comer bien y el cigarrito tomando cañas. Para nosotros, esto nos venía bien, no teníamos nada que perder y si acabábamos se lo podíamos restregar por la cara.

No todo el mundo desconfió de nosotros.  Los Urban Runners Club junto a BeUrbanRunning y algunos familiares (solo algunos, ya sabéis como son los hermanos) tuvieron fe en nosotros.

Nosotros lo teníamos claro, aunque fuera arrastrando la maratón la íbamos a acabar.

Deja un comentario