Correr en verano. Cuándo y cómo salir a entrenar cuando hace calor

Fecha: 02/04/2019 10:53:13
Categorías: Entrenamiento

¡Cuidado! correr nos da la vida pero no debe irse la vida en ello

Correr en verano es aún más placentero y satisfactorio que hacerlo cualquier época del año. Eso sí, debemos tener la precaución, y tomar una serie de medidas, que nos alejen del sufrimiento y nos ayude a disfrutar del running sin riesgos para nuestra salud.

Las altas temperaturas veraniegas no son razón para no correr.

Hidratación en Verano

Nuestro cuerpo suele responder mejor al entrenamiento en condiciones de calor moderado, especialmente en el caso de los músculos. Pero para ello, nuestro organismo debe estar hidratado por dentro, dado que de poco sirve beber mucho de golpe, y no mantener un hábito constante. La rutina de beber habitualmente, la debemos introducir en nuestra vida, aunque no hagamos ejercicio.

Adáptala a tus hábitos diarios, y de forma constante. Es tan fácil como poner dos botellas de agua en un lugar visible cada día y “obligarse” a beberla, dosificándola a lo largo del día.

El agua suele ser más que suficiente para quien no realiza un ejercicio que suponga sobreesfuerzo. Pero si sales a correr en verano, lo mejor es que la complementes con bebidas isotónicas, ya que durante el ejercicio se pierden muchas sales minerales.

Si has tenido mucha sed, has sufrido dolor de cabeza, te recuperas mal de los entrenamientos porque tus músculos están fatigados, tienes los primeros síntomas de deshidratación. Debes preveerlo y ponerle freno. A lo mejor hacer ejercicio con altas temperaturas no es tu fuerte.

¿Cuánta agua hay que beber en verano?

Se recomienda beber dos litros diarios de agua. Sin embargo, un runner debe incrementar dicha cantidad, dependiendo del tiempo que invierta en el entrenamiento diario. 

Un dato importante: en ningún caso hay que salir a correr sin preveer esto. Es más, además de lo normal, debemos beber al menos medio litro de agua por cada hora que mantengas haciendo ejercicio.

¿A qué Hora Salir?

Es conveniente correr a primera hora de la mañana (esto además dará otros muchos beneficios) o a última hora de la tarde. Además, elige por dónde salir a correr durante la temporada estival. Si hay una buena razón para variar tu entrenamiento es el calor.

Coordina tu plan de entrenamiento con tu horario laboral y familiar, e intenta rodar a ritmos bajos.

No hagas series exigentes en horas punta de calor. Varía tu entrenamiento en la medida de lo posible para realizarlo en las mejores condiciones. No suele alterarse el resultado si cambias las series a otra hora con tal de hacer el rodaje, que es más llevadero, en horas de más calor.

¿Por Dónde Salir?

Es recomendable decantarse siempre por lugares frescos, como parques, riberas de ríos, zonas sombrías, y por terrenos que no “retengan” tanto el calor, hierba, césped…

Además los parques suelen tener fuentes que refrescan el ambiente o incluso para beber. Por ejemplo, conviene evitar correr por asfalto en verano, dado que esta superficie desprende muchísimo calor acumulado. En definitiva, corremos para encontrarnos bien con nosotros mismos, no para sufrir constantemente.

Si hay unos cuantos días al año en los que las condiciones meteorológicas son extremas, como es el caso de una ola de calor, el mejor consejo que podemos darte es que no salgas a correr, si no estás acostumbrado. Podrías sufrir un golpe de calor con consecuencias graves.

Correr nos da vida, pero no debe irse la vida en correr. Hay días de verano en los que lo más recomendable descansar. Extrema la precaución. Vigílate más que nunca. Si tus sensaciones se alteran y son muy distintas de lo habitual, puede que estés en problemas.

Vístete con la Ropa Adecuada para Hacer Running con calor

Nos cambiamos de ropa en cada estación y según la temperatura, la humedad, el viento… por la misma razón, no tiene sentido correr con las mismas prendas deportivas siempre.

Usa ropa deportiva técnica y ligera y de colores claros. Con temperaturas extremas, es más recomendable correr cubierto con ropa ligera, sobre todo en el torso, que hacerlo a pecho descubierto.

Cúbrete la cabeza, por ella se pierde gran cantidad de calor. Por ello, usa gorra, pañuelos

No sólo queremos evitar que nos moleste el sol, sino que buscamos refrigerar nuestro cuerpo aprovechándonos de nuestro propio sudor que al transpirar se vuelve en el mejor refrigerante al evaporarse por el viento.

No te olvides de las Condiciones Meteorológicas al preparar una carrera

Plantéate tus objetivos en función de la búsqueda de las mejores condiciones climatológicas.

No te obsesiones en correr una prueba en condiciones extremas. Las condiciones meteorológicas son una de esas cosas que no podemos controlar así que no te enfrentes a ella sin preparación.

Te en cuenta que los mejores registros no salen con calor extremo. Por ejemplo, si eres corredor de media y/o larga distancia, lo mejor es que lo planifiques tu objetivo para otoño o invierno ya que la temperatura ideal para correr ronda los 15º.

Nuestros resultados se alteran de forma considerable si corremos muy por encima o muy por debajo de ella.

Complementos imprescindibles para salir a correr en verano

Usa cremas de protección solar de factor elevado y gafas de sol homologadas.

Un cinturón de hidratación para correr.

La ropa debe ser ligera y que te quede holgada para que pueda fluir la brisa entre ella al correr y prevé acabar donde puedas bañarte/ducharte con agua fresca inmediatamente.

Si además realizas contrastes de agua fría/caliente en tus músculos, recuperarás mucho mejor para estar listo al día siguiente.

Añadir un comentario

Iniciar Sesión

¡Producto añadido!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y tu experiencia de compra.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.