Filtros

Tipo de producto

Precio

0,00 € - 290,00 €

Peso zapatilla

110 - 390

Tallas Calzado

Color

Sexo

11 Consejos para Correr con Lluvia

Fecha: 15/04/2019 17:02:50
Categorías: Entrenamiento

Correr lloviendo

Dicen que “la lluvia sólo moja y que tras la tormenta llega la calma”. Para algunos runners la lluvia en cierto modo no es una buena amiga aunque para otros es un motivo… 

Y también hay quien opina (siendo entendible) que es un reparo.

La lluvia puede provocar muchos efectos pero el más frecuente es el agradable olor que causa tras un buen chaparrón. Ese olor agradable de la tierra, que parece aportar tranquilidad y que aumenta su intensidad cuanto más tiempo ha pasado sin llover, o si el chaparrón es grande.

Queremos oler a eso y que cada una de nuestras zancadas a su paso vayan secando los charcos que se hayan podido quedar, ¿hay sensación mejor que esa?

Tod@s la hemos tenido alguna vez y es algo difícil de explicar. Cuando vemos que el cielo se encapota, está nublado y que de fondo se va a escuchar el “que llueva, que llueva la Virgen de la Cueva ;-)” nuestra pregunta es siempre la misma ¿Cuándo va a parar de llover?.

Nos empieza a entrar la “ansiedad” y ya vemos que como no pare el entrenamiento de hoy lo vamos a perder si cae el “diluvio universal”. Y estamos deseando que sólo sean cuatro gotas de nada.

Nos invade la sensación de estar “encerrados” y que hay algo que no podemos controlar. Se va acercando la hora de entrenar y afortunadamente aunque haya sido algo más que una ligerita lluvia finalmente ha parado.

Se nos ilumina la cara, si hasta tenemos suerte podríamos disfrutar de ir a correr con el arco iris alumbrándonos. Tras la lluvia la atmósfera se respira mejor, se ha limpiado el ambiente, ha pasado la tormenta y finalmente ha llegado la calma, ahora serán nuestras zapatillas las que querrán guerra.

Equipación para la lluvia

Por cierto y ahora que todo ha evolucionado hasta tenemos zapatillas con tecnologías específicas repelentes a este líquido elemento sin el que no podríamos vivir (y al que l@s runners “odiamos” de vez en cuando).

Nuestros pies irán protegidos y secos y así será más satisfactorio aún el salir a correr después de haber llovido. Si te preocupan los resbalones, las marcas Adidas, Mizuno y Asics tienen zapatillas con una suela exterior que funciona muy bien en superficies mojadas.

Cuando vayas a comprarlas busca la suela Continental en adidas, la Smoothride en Mizuno o la Ahar+ en Asics. ¨ En el libro de Ramón Oliu, L'essència del Córrer, escrito en 1979 y pionero en la literatura running, el autor dice que correr bajo la lluvia es una fase más en los entrenos de cualquier corredor asiduo.

Así que si LLUEVE puedes esperar a que pare, ya que suele quedar un día genial para hacer lo que tanto deseamos ;-), o si eres de l@s valientes que ni la lluvia les para: CORRE bajo ella!!!, lo importante es que disfrutes de nuestra pasión !!!

Correr bajo el agua es uno de los placeres a los que no debemos renunciar. Sentir la lluvia directamente en tu piel puede ser muy placentero, de ahí que recomiende no cubrirse demasiado, eso sí, las prendas que lleves deben ser adecuadas. Echa un vistazo a estos 11 consejos que pueden resultarte útiles.

11 Consejos para Correr con Lluvia

  • No olvides hidratarte. Tu organismo necesita unos mínimos de agua cuando realiza ejercicio físico, esté lloviendo, haga frío o no.
  • Haz el calentamiento en casa o ponte a cubierto. No te olvides del calentamiento por el hecho de estar lloviendo, es más, quizá debas detenerte algo más en los ejercicios que habitualmente haces. Ten en cuenta que un ambiente húmedo y frío puede incrementar los riesgos de lesiones musculares.

La lluvia y sus inconvenientes

  • Este no es un día para series ni entrenamientos intensos. Varía tu plan con la idea de ejercitarte de forma relajada. La intensidad con lluvia puede resultar “muy cara” por el riesgo de lesiones, resbalones…
  • Asegúrate de que el circuito que eliges hoy estará libre de zonas delicadas o problemáticas. La lluvia puede hacer estragos y tú debes asegurarte de correr sin riesgos. Evita zonas que pudieran resultar resbaladizas por el barro o estar muy cubiertas de agua.
  • Equípate con ropa de running sintética que repela el agua y además transpire. Si entrenas con tejido que empape 1- irás más incomodo/a 2- pesará mucho más 3- te rozará en zonas sensibles. Si optas por una prenda impermeable asegúrate de que no sea un simple plástico. Hoy tenemos a nuestra disposición prendas que repelen el agua además de ofrecer una gran transpiración para evitar correr “dentro de una sauna”.
  • Si a pesar de la ropa adecuada sueles tener rozaduras, la lluvia podrá incrementar esa posibilidad. Utiliza por lo tanto  vaselina en aquellos lugares sensibles y/o donde alguna vez las hayas sufrido.
  • Ten en cuenta que en condiciones de lluvia la visibilidad se reduce bastante. No se trata tanto de que tú veas bien sino de resultar visto para el resto. Equípate con prendas de color llamativo. Si además llevan contenido reflectante mejor aún..
  • Si es uno de esos días en los que la lluvia viene acompañada de viento quizá  debas echar mano de una prenda con capucha. En su defecto una gorra que se ciña bien con visera, que te cubra la cara, también te protegerá.

Previsiones con el agua

  • Si normalmente usas móvil o gadgets en tus salidas resguárdalos en interiores de prendas impermeables para evitar posibles daños.
  • Vuelta al inicio. Ponte a cubierto para estirar al final de tu entrenamiento y no dejes enfriar tu cuerpo demasiado. Una ducha con contrastes es uno de los mejores finales para tu carrera de hoy.
  • Por último recuerda lavar tu ropa y secar tus zapatillas para que estén preparadas para el día siguiente. Meter papel “cocina” u otro similar dentro puede sacar rápidamente la humedad de su interior.

Añadir un comentario

Iniciar Sesión

¡Producto añadido!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y tu experiencia de compra.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.