Visita Beurbanrunning.com en ShopMania

Cómo acertar eligiendo tu primera zapatilla de correr

Fecha: 15/04/2019 17:02:08
Categorías: Entrenamiento

Si ya has empezado a engancharte a la fiebre del running o estás a punto de hacerlo,  te asaltará la gran duda: 

¿Cómo elegir tus primeras zapatillas de correr?  

Aquí te damos nuestros mejores consejos para que aciertes en esta difícil cuestión.

Por fin te has decidido: vas a empezar a hacer deporte. Has elegido el running como primera opción, y ahora necesitas lo principal:  comprar tu primera zapatilla de correr.

1.- Acude a una tienda especializada.  En ellas el asesoramiento hará que elegir unas sea mucho más fácil.

2.- Lo ideal es ir a un establecimiento que tengan algún medio para analizar tu tipo de pisada.  A día de hoy es algo más que una moda,  es importantísimo saber cómo pisamos ya que puede hacernos variar el tipo de zapatilla que finalmente compremos. Allí te dirán si eres neutro, pronador o supinador, información que se ha convertido en algo primordial.   Ya que es la manera en la que se comporta el pie en las fases de entrada, apoyo y salida que realiza al contactar con el suelo y que la zapatilla debe ayudar a que lo haga de la manera más correcta posible. Así mismo el correr con un calzado que incorpora diferentes tecnologías en función de nuestra pisada mantendrá centrado el eje tobillo/rodilla y así rendiremos mucho mejor.

3.- No escatimes en el precio, pero tampoco compres las más caras pensando que son las mejores, sin saber si son las acertadas. Debemos recordar que vamos a comprar zapatillas de “salud” y que serán la defensa de nuestras articulaciones.   Y por ello mismo deberán proporcionarnos la amortiguación, estabilidad y un buen ajuste al pie para absorber bien el impacto que provocan nuestras zancadas. En cada pisada le damos una patada al suelo igual a multiplicar por tres nuestro peso, por lo que no llevar una zapatilla adecuada puede aumentra nuestras posibilidades de sufrir algún tipo de sobrecarga o lesión (sobrecargas musculares, tendinitis, periostitis, etc…).  Así que mi mensaje es disfrutar en vez de sufrir.

4.- No dejarse influenciar por las “opiniones/recomendaciones” de amigos, compañeros, familiares más experimentados sobre todo cuando tienen unas condiciones físicas diferentes a las nuestras. Cada un@ somos un mundo y realmente no existe la “mejor zapatilla en general”, existe una muy buena zapatilla para cada individuo.

5.- Debemos tener en cuantas nuestras variables de peso, tipo de pisada, morfología del pie, tipo de terreno donde corremos, si las queremos para entrenamiento o competición, etc…. Estas particularidades de cada uno de nosotros son las que hacen que no todas las zapatillas nos transmitan las mismas sensaciones y/o nos den el mismo rendimiento.

6.- Cada marca utiliza sus tecnologías propias patentadas, ni mejores ni peores unas de otras, sino distintas.  Las sensaciones que nos transmitan serán diferentes.

7.- La talla, otro factor más que esencial a la hora de la elección.  Como yo digo “ni que sobre todo ni que falte nada”.   Lo correcto es que sobre ese medio centímetro ideal en el dedo más largo para que cuando el pie comience a dilatarse no roce con la puntera y se provoquen rozaduras o las “famosas doloridas uñas negras”.

8.- Informarnos en Internet suele ser bueno, pero no siempre de debe hacer caso a todo lo que se dice. Es muy interesante para tener una noción básica sobre conceptos, pero hacer caso a las “recomendaciones directas” de otr@s runners no. 

Además en las tiendas especialistas lo que te transmiten con sus consejos, experiencia y conocimiento del producto hacen que haya una gran confianza para dejarnos guiar por ellos.

Juan Carlos Esteso, atleta profesional y especialista técnico deportivo

Añadir un comentario

Iniciar Sesión

¡Producto añadido!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y tu experiencia de compra.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.