Cómo limpiar tus zapatillas de running

Fecha: 08/04/2019 16:25:04
Categorías: Zapatillas para Running

Indice


En los entrenos y competiciones con los Urban Runners hemos oído opiniones bastante diferentes sobre la limpieza de las zapatillas. 

Y tú, ¿cómo eres?  ¿Te gustan limpias, sucias, o las lavas únicamente cuando ya ves que tienen demasiada suciedad encima?

Cómo cuidar y limpiar tu calzado deportivo

En los entrenos y competiciones con los Urban Runners, hemos oído opiniones bastante diferentes sobre si limpiar zapatillas de running y cómo hacerlo. Hay quienes se niegan a lavarlas y, en cambio, otros las han metido en la lavadora porque las quieren impolutas. Y en un término medio, hay quienes las lavan únicamente cuando ya ven que tienen demasiada suciedad…

Es importante recordar que normalmente no nos damos cuenta de que la suciedad puede hacer que nuestras zapas parezcan gastadas o viejas antes de que realmente lo estén. Así que tenemos dos motivos importantes para lavar tus zapatillas: para mantenerlas en mejores condiciones a ellas y a nuestros pies, y por nuestra estética e imagen personal.  Con un poco de suerte, además, prolongarás su vida útil.

4 recomendaciones inmediatas para alargar la vida útil de tus zapatillas

  • a) No meterlas en la lavadora !!!
  • b) Tampoco secarlas en la secadora !!!
  • c) Evitar utilizar lejía o ciertos productos químicos !!!
  • d) La clave: Usar menos productos y ser más constantes en la limpieza.

Consejos de limpieza para tus zapatillas de running

Antes de nada, se recomienda aflojar los cordones, o quitarlos directamente; así como extraer las plantillas. En un recipiente tipo barreño, zafa o cazo combina agua tibia con un poco de detergente para ropa o lavavajillas.

Remueve y que quede una mezcla ligeramente jabonosa. También puedes frotarlas con un estropajo. Por ejemplo, uno de esos amarillo y verde para lavar los platos, u otro similar. También te servirá un paño, o un cepillo muy suave. Lo importante es elegir algo que no raye la superficie, ni que pueda engancharse con el upper.

Para limpiar el Upper o zona superior: Empapa la esponja, el paño o el estropajo en el agua con jabón y limpia frotando sobre las zonas afectadas de tus zapatillas.

En el caso de la limpieza de las plantillas, los pasos a seguir son los mismos: agua tibia con detergente, y frotar con cuidado, hasta eliminar toda la suciedad.

Suela exterior: Retira el exceso de suciedad con un cepillo de cedras suaves, un cepillo de los dientes ya viejo, o el estropajo con esponja de fregar los platos. Siempre serán más efectivos que un simple paño. Has leído bien, un cepillo de dientes que ya no usemos es muy útil para limpiar un montón de cosas en tu hogar, en este caso tu calzado. Aplica una pequeña cantidad de agua tibia en otro paño suave para eliminar el exceso de detergente aplicado. O, mejor aún, aclara las zapatillas debajo del grifo abierto.

Otro truco, si quieres sacarle brilo a la suela, añade un poco de bicarbonato a la mezcla; esto es especialmente efectivo en el caso de las suelas de color blanco.

Limpieza de los cordones

Unos cordones sucios o feos pueden arruinar tu look más deportivo. Además, lavar los cordones es muy cómodo. Son el único elemento del calzado de running que puedes meter en la lavadora. Para evitar que se líen entre ellos, o con el resto de la ropa que eches a lavar, mejor dentro de una bolsa para lavar, o por ejemplo, dentro una funda de un cojín. Tambienes que ser práctico: si tus cordones están ya viejos, o muy sucios, es mejor cambiarlos por unos nuevos.

Secado de las zapatillas

Para conseguir un buen mantenimiento de tus zapas, déjalas a secar al aire libre, a temperatura ambiente. Conviene evitar la exposición directa al sol. En las zonas muy calurosas, es mejor ponerlas a la sombra. Haz lo mismo con las plantillas, debes dejar que se sequen por completo antes de volver a meterlas en las zapatillas. Deja que se sequen de manera natural. No pongas las zapatillas en el radiador, estufa, ni al lado de una chimenea o cerca de otras fuentes de calor. Las zapatillas están fabricadas con telas y materiales plásticos que se podrían quemar o deformar, aparte de perder propiedades básicas para su correcto rendimiento, como la elasticidad.

Qué productos no usar para lavar zapatillas

Meter las zapatillas en la lavadora puede ser perjudicial tanto para las zapas como para la lavadora. Los productos químicos agresivos como la lejía, el limpiador KH-7… son muy efectivos para limpiar azulejos, pero son demasiados agresivos con los materiales del calzado.

Pueden alterar o comerse la malla del upper y/o los pegamentos. Harán que las zapatillas pierdan sus propiedades. Si eres un amante de la pulcritud, y apuestas por los productos de limpieza ecológicos, o remedios caseros, podrás encontrar bastantes fórmulas para limpiar y blanquear tus zapas con productos menos agresivos, como: pasta de dientes, bicarbonato, sal gruesa, vinagre…

Más vale prevenir que frotar

Correr con lluvia, o después de haber llovido, hará que tus zapatillas se ensucien con rapidez, y más si lo haces en tierra. Así que, para mantenerlas limpias, lo mejor que puedes hacer es mojarlas inmediantamente después del entreno o competición, aunque sea solo con agua.

Eliminar las manchas de tu calzado deportivo lo antes posible es imprescindible para impedir que penetren en las fibras textiles, y se conviertan en algo permanente. En el día a día, si no tienes intención de lavar los deportivos justo desués de usarlos, te recomendamos ponerlos en un lugar aireado, para que se sequen bien.

Otra cosa que puedes hacer es meter una bola de papel en su interior, para secar mejor la humedad interna. Hasta aquí hemos hablado de cómo limpiar zapatillas de running, que normalmente están fabricadas con materiales de malla técnica unida a diferentes materiales plásticos. Estos consejos también servirían para las zapatillas casual o sportwear de lona, que tanto se suelen usar en verano.

Limpiar zapatillas de ante

Otra cosa es limpiar las zapatillas de ante, que es un material mucho más delicado, y pueden deteriorarse si frotamos con demasiada fuerza. En este caso, se puede usar un trapo húmedo con un poco de amoníaco o alguno de los productos que venden en zapaterías o supermercados especializados en la limpieza de ante. Como ves, son unos consejos muy sencillos y fáciles de seguir.

Añadir un comentario

Iniciar Sesión

¡Producto añadido!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y tu experiencia de compra.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.